MytCreaciones.es

El Camafeo

El camafeo (cameo en inglés), proviene del latín camahutus.

Se trata de una joya muy elegante, representa el lujo y el poder. Data de la época romana y griega, con un gran impacto en el renacimiento, y muy cotizada, utilizado principalmente por la alta sociedad, por alto valor adquisitivo.

Numerosos personajes importantes de distintas épocas utilizaban este complemento, entre los que podemos descatacar a Isabel I, Catalina la Grande o la Reina Victoria. Hicieron uso de los camafeos durante muchos años, haciéndolos más fomosos entre el público en general.

Incialmente, el tallado se realizaba sobre metal, pero rápidamente se empezó a tallar en piedras duras y preciosas llamadas ónice.

Posteriormente, se comenzó a tallar en otras piedras preciosas, como las ágatas, beneficiándose de su gran variedad en colores.

El tallado se realiza sobre varias capas, formando una bonita figura en relieve, cabe destacar que se trata de una técnica extremadamente difícil y delicado.

Italia, en un principio, fue el centro del tallado del camafeo, desde allí se exportaban piezas a varias ciudades europeas, entre ellas a Madrid.

Posteriormente se extendió esta técnica a otros países, como Francia.

Como cualquier joya o complemento, cada camafeo expresa, cuenta, una historia, no se deja al azar la elección tanto del motivo, el tallo, como el metal así como el material utilizado. Siempre elegimos aquel que mejor nos define en cada momento.

Este artículo ornamental, a día de hoy, sigue siendo un complemento bastante utilizado, está muy extendido su uso, no solo entre las clases altas, sino que, debido a sus distintas imitaciones, llega a todos los públicos. Los auténticos camafeos siguen teniendo un coste muy elevado.

Para distinguir un camafeo falso se puede realizar a través de la identificación de los materiales, los genuinos están hechos de conchas o piedras naturales, mientras que los camafeos de imitación son de porcelana, vidrio o resina.

Los expertos colocan bajo la luz la pieza para identificar si se observan grietas, en el interior del mineral. Los realizados con plástico blando se quiebran con mucha facilidad.

Otra característica a tener en cuenta es que la mayoría de los camafeos antiguos tienen una imagen mirando hacia la derecha, algunos hacia la izquierda, pero ninguno mirando al frente.

Os dejo algunos de los ejemplos que podemos hacer, con distintos materiales y muy económico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *