Historia de las joyas

¿Por qué amamos las joyas?

El deseo de embellecerse, de estar guapo, a la moda… es tan antiguo como la naturaleza misma.

A lo largo de la historia de la humanidad, las joyas, los complementos, han sido siempre un fiel acompañante e importante símbolo de Poder, Jerarquía e incluso un Símbolo Religioso.

Conocer quién se adornaba y con qué elementos, era una clave importante para conocer los valores, y el estado de progreso una civilización, de una cultura.

En un primer momento, los abalorios y otros ornamentos eran considerados amuletos con los que se protegían de los peligros y perpetuar la buena suerte.

Con el paso de los años, el uso fue cambiando, hasta convertirse en un modo de expresar la belleza estética, y mostrar la propia personalidad de cada ser humano.

Muchas de las cosas que sabemos y conocemos sobre la historia de los adornos, es gracias a la tradición funeraria, y es que no era bueno, transitar al más allá con las manos vacías, por lo que los muertos eran enterrados con opulentas ofrendas, entre ellas, grandes joyas.

¿Cómo ha evolucionado el mundo de las joyas en las distintas épocas de la historia?

En la Edad de Piedra, decoraban, coloreando, e incluso perforaban caracolas, se presume, para realizar preciosos collares. Esto ha sido hallado, en varios yacimientos pertenecientes a esta época.

Durante la Edad de Bronce, se comienza a hacer uso de los metales y el vidrio, lo que ayudó a ampliar las posibilidades en la creación de distintas joyas. Fue desarrollándose durante las siguientes épocas, dando como resultado una gran variedad de formas ornamentales.

Más adelante, 3.500 años antes de Cristo, el Egipto, se inicia la perforación de cuentas de materiales preciosos.

Es en esta época también, cuando comienza la búsqueda de métodos con los que cubrir la escasez de materiales y se inicia la experimentación con nuevas materias primas.

Comienza así la historia de la bisutería.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *